Ecosistema de comunicación directa

 In Campañas políticas, Comunicación directa, Participación ciudadana

Toda campaña de comunicación necesita de un «laboratorio» para crear la «fórmula» que permita llegar a cada elector y emocionarlo.

Un ecosistema de comunicación directa es clave para el desarrollo de campañas políticas. Los candidatos necesitan una estrategia de comunicación online y offline que los de a conocer. Por otro lado, los políticos ya en el poder necesitan herramientas que fomenten una imagen positiva de su labor de gobierno, generen consensos y la participación ciudadana.

¿Qué beneficios ofrece este ecosistema analógico-digital a un político en campaña?

1. Información de las aspiraciones de los ciudadanos: a través de las redes sociales, IVR para sondeos y otros canales disponibles de escucha al electorado.
2. Comunicación más eficaz del programa electoral: los diferentes grupos sociales desean saber qué hará el candidato por ellos. ¿Cuáles son sus propuestas para mejorar sus vidas? Tener un programa electoral y saber comunicarlo con las mejores piezas comunicativas es algo fácil de lograr con este concepto y sus herramientas.
3. Contactos personalizados con tus electores: la comunicación directa es diálogo oportuno y en el momento más adecuado. A través de emailings, de los posts persuasivos en la web/blog se cuentan las historias más importantes dentro de una campaña electoral (la historia personal del candidato, la historia de una sociedad y de su partido, la historia de un gobierno) y todo es fácilmente compartido por whatsApp, generando conversaciones de círculos de influencias muy poderosas.
4. Un ahorro significativo en la inversión en marketing político: una campaña electoral es costosa. Sin embargo, la comunicación directa es una de las metodologías más económicas cuando se le compara con la publicidad y el marketing tradicional en radio, televisión, en la calle.
5. Mayor visibilidad y credibilidad: repetir, repetir, repetir es la regla de las 3 R’s en una campaña política. Los mensajes se reiteran y se adecuan a quien los debe recibir. Comunicamos teniendo en cuenta las características de cada comunidad, sus indicadores demográficos y su historial de voto. Con el inbound se multiplican las oportunidades en que los votantes son impactados por tus mensajes. La repetición de mensajes oportunos por diversos canales genera credibilidad.
6. Amplificación de cada actividad: el debate televisivo puede ocurrir una vez. ¿Cómo lo amplificamos? Creando micropiezas que recreen los momentos más espectaculares del debate. Videos breves, citas, fotografías, comparativa de reacciones, memes… Una actividad se segmenta en pequeñas piezas con diversos formatos y se distribuyen como una fina llovizna en todos los terrenos
7. Una campaña electoral es una guerra de historias: En toda campaña hay 4 historias, la del candidato, la del partido del candidato, la del gobierno saliente y la de la gente. Gana la que empata con los sentimientos de los ciudadanos. La comunicación directa, en su sentidio de 360º es una metodología adecuada para el storytelling o la narración de historias.

Debemos contar a las personas cómo solucionaremos sus problemas (acceso a empleo, educación de calidad, salud para todos, prosperidad, crecimiento sostenible). Le debemos contar los errores del gobierno actual (oposición) y cómo pensamos hacerlo diferente. No cometeremos las mismas equivocaciones. Le contamos la historia personal del candidato de forma que pueda identificarse con él o ella. Que lo sienta como parte de su tribu e incluso como una versión ‘mejorada’ de sí mismo.

Gracias a las soluciones de automatización, con el mínimo esfuerzo de tu equipo de trabajo, conseguimos un espacio en la vida de las personas con una comunicación recurrente, personalizada, dirigida a responder a sus miedos y preocupaciones.

Nos guste o no, en una campaña electoral se ‘vende’ a una figura política. Se vende su apariencia, su discurso, sus promesas… Se busca la máxima identificación del votante con el partido y sus figuras; así como generar una narrativa que proyecte esperanza y cambios favorables si la ciudadanía ofrece su voto de confianza.

¿Cómo funciona en la práctica?
El canal que utiliza el político para comunicarse con el votante potencial está determinado por este último. Allí donde está tu electorado, el político debe estar presente.

La estructura de los mensajes se configura a partir de las características de cada canal (videos breves con asuntos claves de la campaña, un reportaje fotográfico del encuentro cercano en la calle con los votantes, un artículo de opinión sobre un problema social concreto que preocupa a todos, frases destacadas de un discurso…)

El ejercicio de este ecosistema nos muestra estadísticas claras de qué funciona mejor en cada canal (número de emails abiertos, cantidad de suscripciones a las newsletters, llamadas atendidas, encuestas contestadas, cantidad de visualizaciones de un video, aplause rate en medios sociales, etc).

Las características del contenido del mensaje están influenciadas por la relación del votante potencial con el partido político. No le hablas de la misma forma a un votante que cree en ti que a una personas con reticencias.

Básicamente se diseña una estrategia para atraer tráfico a la web del candidato, conseguir leads o prospectos, convertirlos en votantes y luego en promotores de tu campaña.

Atracción de tráfico: a los contenidos de la web y del blog se los optimiza (SEO) de manera tal que aparezcan en los resultados de búsqueda vinculados a la localidad, la comunidad o el país.
Conseguir interesados: una vez en la web del candidato se le ofrece al visitante información acerca del partido, su programa, las metas, la agenda de trabajo, información que enriquezca su cultura política, etc. La gama de contenidos deben predisponer a la persona a recibir más información. De manera que se suscriban a las listas de información de buen grado, para eso, la información que compartiremos debes er de sus interés y relevante.
Convertir los interesados en votantes: para ello, se realiza un proceso que permite conocer más al interesado y NUTRIR su contacto. Se impacta al usuario desde diversos canales con contenidos dirigidos a barrer sus dudas. Hasta el día D o día electoral no se conoce 100 % por quién votarán los diversos grupos. Previo a esa fecha se puede obtener un valor aproximado de la intención teniendo en cuenta las interacciones del usuario con los contenidos que les ofrecemos y otras fuentes de información.
Transformar los votantes en promotores de la campaña: la personalización, la entrega de mensajes significativos, las recompensas, la visión trascendental de las acciones personales y otros elementos de psicología nos ayudan a convertir a esa persona convencida de darte su voto en un promotor. Alguien que no tiene miedo a expresar en público: «voto por x, por z razones». Con estas técnicas conseguimos un sitio importante en la mente del votante. Le inducimos a que difunda en su círculo de influencia (amigos, familiares, colegas de trabajo…) su percepción favorable sobre el partido y su candidato en los canales donde normalmente se comunica con ellos.
Gracias al uso de un CRM la gestión digital de la campaña electoral se realiza con facilidad. A través de una sola plataforma se publican mensajes pre-programados en redes sociales y se actualiza el contenido en el blog. Se pueden enviar correos, llamadas telefónicas y SMS segmentados a la base de datos del candidato. También hacemos que las listas crezcan mediante la captación de nuevos contactos en las landing pages.

Y para culminar, el seguimiento de cada contacto se realiza de forma progresiva y podemos obtener informes y analítica web de sus interacciones con los mensajes que se le envían. Lo extraordinario es que todas estas tareas si se hicieran ‘manuales’ demandarían mucho tiempo. Pero, el proceso de automatización trabaja mientras tu equipo se dedica a otras tareas.

No es un secreto para nadie que vivimos tiempos difíciles en el ámbito político.

Segmentos cada vez más amplios de la población pierden la confianza en los partidos políticos. No creen en su capacidad para gestionar los problemas sociales. Rescatar esa confianza precisa un mejor desempeño y también una comunicación de inbound adecuada de qué se está haciendo, cómo y por qué.

CONSEJO PRÁCTICO
Si eres un candidato político y quieres hacer las cosas de forma diferente, piensa por un momento qué puedes mejorar en tu campaña política. Si alguno de esos aspectos está vinculado a la confianza o la visibilidad, este ecosistema de canalas es una solución. Te invito a una consulta personal.

Recent Posts